Vivo V11 y V11i han venido en principio para el mercado indio pero os puedo garantizar que me encantaría que en su presente expansión por Europa, éstos modelos cuajarían muchísimo con nuestro mercado. Una lástima.

Todo por la pantalla

Nos encontramos ante un dispositivo espectacular estéticamente. Encontramos un panel que alcanza un 85% del frontal (de 6,4”). Estamos ante un terminal que se codea por porcentaje con OnePlus 6 o Huawei P20 Pro. Su “notch” en forma “lágrima” minúsculo, aporta mucho a aumentar esa cifra.

Mucha fachada, Vivo V11…

Los que seguimos desde hace tiempo a Vivo estamos acostumbrados a ver como el fabricante chino juega como cartas contra la competencia unos diseños trabajados y, como en ésta ocasión, por estética lucharía en la gama alta o muy alta.

Si tuviera que describir en dos puntos éste dispositivo, serían su enorme pantalla infinita y el lector de huellas bajo la pantalla.

Pero donde no alcanza su objetivo es en la potencia bruta. En el dispositivo más potente e innovador, V11, disponemos de un procesador conocidísimo, hablamos del Snapdragon 660. No podemos decir que esté falto de potencia, ni mucho menos, pero no estamos ante el 845 que debe tener todo gama alta que se precie.

Donde no ha escatimado ha sido en almacenamiento, sus 128 GB  y 6 GB de RAM son más que suficientes a ésta altura del partido. Lo que no se si será suficiente serán los 3.400 mAh que cargaremos un “obsoleto” microUSB de carga rápida. No es admisible que un gran diseño se desluzca con un conector que debe desaparecer.

Otros puntos a mencionar es la ausencia de NFC y la trasera de plástico restan un “pelín” de glamour al dispositivo.

El apartado fotográfico, pues no creo que sea malo, viendo los números que arroja. La doble lente trasera, una de 12 mpx y apertura 1.8 y otra de 5 mpx y 2.4 respectivamente. Y en el frontal, en el minúsculo notch encontramos una nada despreciable de 25 mpx y 2.0 de apertura.

Un escalón inferior, Vivo V11i

Aquí estamos ante un modelo estéticamente gemelo a su hermano, excepción hecha de su parte trasera. Aquí había que diferenciarlo de su hermano. El lector se traslada a la parte trasera, algo que no le afecta estéticamente en nada, sigue siendo espectacular.

La pantalla baja de tamaño a 6,3” y no es únicamente en lo que baja. El primer damnificado es el procesador. Recurrimos a un MediaTek Helio P60 junto a 4 GB de RAM. La memoria interna no se ha visto recortada, pero la batería si, aunque mínimamente (3.315 mAh).

Las fotografías recurren a sensores traseros dobles de 16 y 5 mpx pero debido a la apertura de 2.0 le deja en peor lugar que su hermano. La delantera es gemela a la del V11.

Como conclusión, ojala el gigante chino decida incluirlo en su porfolio porque tienen muy buena pinta encuadrándolos en la gama media o media premium.

Fuente: Xataka android

There are currently no comments.

A %d blogueros les gusta esto: